4e9dd658b93795e70c000000_remedios.gripe.6

Alimentación para prevenir y mejorar las enfermedades del invierno

Llega el invierno, el frio y con esta estación también llega la gripe, los resfriados y la tos.
La buena noticia es que estas molestias invernales se pueden prevenir si se toman las medidas higiénicas necesarias y si se tiene un estilo de vida saludable.
En esta nota te voy a brindar pautas generales para fortalecer el sistema inmunológico y de esta manera prevenir las infecciones.

Como medida universal es importante que sepas que estos virus se propagan y contagian fácilmente por las secreciones corporales que los contienen, por eso para evitar propagarlos acordate que cada vez que estornudas o toses tenés que taparte la boca con un pañuelo descartable. Luego colocá el pañuelo desechable usado en una bolsa de plástico que puedas mantener cerrada para tirarlo a la basura.

Lavarte las manos constantemente es otro consejo de importancia y si es posible usa alcohol en gel para eliminar los virus.

Si hay una persona enferma en casa, asegúrate de desinfectar los objetos de uso común para evitar los contagios. Pasa un paño con alcohol sobre el teléfono, el teclado y el mouse de la compu , las manijas de las puertas, los interruptores de luz, etc.

Lava los alimentos: Recordá que todos las frutas y verduras fueron tocadas por muchas personas, desde que se recogieron de la naturaleza hasta que llegan a tus manos. Lavá aun aquellas que se comen sin piel, antes de consumirlas.

Evita automedicarte, siempre consulta con tu médico lo que debes y podes tomar.

Lugo de hablar sobre estas pautas generalas, voy a hacer foco el en aspecto alimentario ya que una alimentación adecuada a estas molestias invernales tiene como objetivo reforzar las defensas, para prevenir enfermedades y disminuir los sí­ntomas si ya estás enfermo.

Vamos con unos tips:

Consumí­ una alimentación liviana, por lo menos los primeros dí­as, de esta manera no sobre esforzaras al organismo cuando deba metabolizar los alimentos. Reducí­ los alimentos muy grasos y abundantes, evitá los fritos.

Los Lí­quidos tienen una función muy importante durante el resfriado: ayudan a mantener la hidratación correcta del cuerpo, evitan que las mucosas se resequen y favorecen la fluidificación de las secreciones.

La vitamina C es fundamental ya que su poder antioxidante fortalecen las defensas del organismo y ayuda a eliminar toxinas. Además Interviene en el aumento de resistencia a resfrí­os e infecciones. Favorece la cicatrización de heridas y favorece la absorción de hierro previniendo la anemia.

Son fuentes de vitamina C: frutas frescas no cocidas, tomates, cí­tricos como naranjas, pomelos, kiwis y limones. Los pimientos y las verduras de hoja oscura como el brócoli, ajies o las coles, son buenas fuentes de esta vitamina. Tené en cuenta consumir el jugo de estas frutas apenas lo elaboras de esta manera te aseguras el consumo de vit C.

La vitamina A, también ocupa un papel importante ya que interviene en la integridad del epitelio (piel y mucosas) y en el funcionamiento del sistema inmunitario.
La podés conseguir de fuentes animales, como la caballa, yema de huevo o el hí­gado, en forma de retinol, o de fuentes vegetales en forma de carotenos, en vegetales verde oscuros, amarillos, naranja o rojos (zanahoria, espinaca, ají­es, entre otros).

El Ajo y la Cebolla son alimentos con propiedades inmuno-estimulantes que ayudan reforzar el sistema inmune y además tiene propiedades bactericidas. Al igual que la vit B que también fortalece el sistema inmunológico, la podemos encontrar en vegetales verde oscuro, cereales integrales y legumbres.

Zinc: Intensifica la respuesta inmunológica del organismo y es un potente antioxidante, entre otras cosas. Lo podés encontrar en carnes (pollo, pescado, vaca), huevos, legumbres, cereales integrales.

La comida y bebida caliente ocupan un papel fundamental en esta época, ya que nuestro cuerpo necesita alimentos consistentes que nos sacien el apetito y, al mismo tiempo nos ayuden a soportar las bajas temperaturas de la época invernal. Los caldos y las sopas magras de verdura son ideales.

En sí­ntesis:

• Consumí­ al menos una porción de verduras crudas al dí­a, así­ como también una fruta cruda cada dí­a durante todo el año.

• Consumí­ frutas y verduras TODOS LOS DIAS.

• Tomá un vaso de leche descremada por dí­a, o lo podes reemplazar por un yogur o una porción de queso magro.

• Consumí­ legumbres, granos enteros y cereales integrales.

• Consumí­ una porción de carne magra por dí­a (preferí­ el pollo y el pescado a la carne roja).

En fin, ¡Si este invierno te ataca, ya sabes cómo cuidarte!

Espero se te útil y cualquier consulta no dudes en escribirme.

Lic Luciana Tenreyro
MN 6360

Luciana Tenreyro

Luciana Tenreyro es especialista en Wellness Laboral, trabaja para que las personas mejoren su calidad de vida en el marco organizacional y de esa manera mejoren su rendimiento.

One thought on “Alimentación para prevenir y mejorar las enfermedades del invierno

Deja un comentario