Gluten en la mira

¿Qué es la celiaquía? Por qué cada vez más personas desarrollan intolerancia al TACC? El gluten, es malo en sí? Enterate de todo en esta nota.

¡Qué es el gluten?

El gluten es un una glucoproteína. Es decir, moléculas compuestas por una proteína unida a uno o varios glúcidos (azúcares), simples o compuestos presente en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y productos derivados de estos cuatro cereales (pan, galletitas, copos de cereal, barras de cereal, etc.). La más dañina de estas proteínas es la gliadina que está presente en el trigo.

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía es la intolerancia permanente -de por vida- al gluten. Esta intolerancia produce una lesión característica de la mucosa intestinal provocando una atrofia de las vellosidades del intestino delgado, lo que altera o disminuye la absorción de los nutrientes de los alimentos (proteínas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas). Por esto se genera un cuadro de mala absorción.

Se trata de una condición autoinmune, es decir que el sistema de defensa de los celíacos reconocería como ‘extraño’ al gluten, y produciría anticuerpos o ‘defensas’ contra el mismo. Estos anticuerpos provocarían la lesión del intestino con destrucción o atrofia de su mucosa.

Los síntomas son muchos, entre ellos: diarrea crónica, distención abdominal, vómitos, pérdida de peso, retraso de crecimiento, desnutrición, amenorrea, osteoporosis, fracturas, anemia, abortos, infertilidad, entre tantos otros.

Cómo se diagnostica? A través de un análisis de sangre que busca marcadores específicos de la enfermedad y si este análisis da positivo se hace una biopsia del intestino delgado que busca ver el estado de las vellosidades del intestino.

Cuál es el tratamiento? La característica principal que define a esta atrofia vellositária es que, la mucosa intestinal se NORMALIZA por completo cuando se inicia la dieta ‘de por vida’ sin TACC, o sea libre de trigo, avena, cebada y centeno. En síntesis, el único tratamiento es a través de la dieta.

Se puede ser intolerante al gluten sin ser celíaco

La intolerancia al gluten es un problema bastante común. Quienes la padecen evidencian tener síntomas cuando consumen alimentos que contienen este componente proteico presente en cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno.

Muchas personas, aunque no son celíacas, pueden tener SGNC (sensibilidad al gluten no celíaca) una forma más leve de intolerancia al gluten que también puede causar problemas. Los síntomas más comunes son:

– Síntomas gastrointestinales: dolor abdominal, hinchazón, diarrea, constipación o ambos.
– Manifestaciones extra intestinales:  pensamiento lento, alteraciones en la memoria, cefalea, dolores musculares, articulares, fatiga, depresión, entumecimiento en brazos y piernas, dermatitis (eccema o erupción cutánea) y anemia.

A qué se debe esto? A que en los últimos años la manipulación genética ha modificado enormemente las variedades de trigo, pasando de granos con poco contenido de gluten a cosechas de granos con alto contenido de gluten, con el objetivo de facilitar la preparación de las masas (por su propiedad elástica) y obtener productos más rendidores a menores costos y más atractivos para su venta, o sea el objetivo es ‘mejorar’ los ‘Alimentos’ Procesados.

Cómo se diagnostica? Consultando a un médico especialista, cuidado con el autodiagnóstico!

El tratamiento debe ser guiado por un gastroenterólogo experto que haga la prueba de exclusión del gluten y luego la reintroducción del mismo en la dieta ya que puede ser un trastorno temporario.

Cuál es el tratamiento? Dejando de lado los productos industrializados procesados, se reduce el consumo de gluten notablemente, pero reemplazarlos por otros productos con el sello sin TACC no es la solución. Muchos productos ‘gluten free’ no tienen gluten pero tienen harinas de mala calidad, margarinas, estabilizantes, lecitinas, y muchos otros compuestos químicos tóxicos para el organismo.

Gluten free es más sano?

Que los productos para celiacos no tengan TACC en su composición no los vuelve bajos en calorías ni más sanos. De hecho, las personas celíacas pueden consumir todos los tipos de grasas y azúcares en su dieta y es aquí donde muchas personas confunden que si no tiene gluten son mejores.

Por eso debemos apuntar a cambiar los alimentos procesados por comida real, preparada en casa, con ingredientes naturales. Disminuir el consumo de gluten que va de la mano de las galletitas, facturas, panes industrializados, fideos, es saludable para todos, celiacos y no celiacos, sensibles al gluten, o no.

Una buena opción es incorporar otros cereales a la dieta, como mijo, arroz yamani, quínoa, siempre integrales, no refinados, nos dará más variedad y opciones diversas.

Lo ideal para TODAS las personas es tener una alimentación saludable basándose en productos naturales como frutas, verduras, legumbres, granos integrales, semillas, frutos secos, huevos, tomar de 2 a 3 litros de agua al día y practicar actividad física de manera regular.

 

Espero te sea util y cualquier consulta no dudes en escribirme.

Nota escrita para Radical Fitness Argentina, blog.radicalfitness.net

Luciana Tenreyro

Lic en Nutrición MN 6360

Luciana Tenreyro

Luciana Tenreyro es especialista en Wellness Laboral, trabaja para que las personas mejoren su calidad de vida en el marco organizacional y de esa manera mejoren su rendimiento.

Deja un comentario