¿Sabes que es el colesterol? Acá te presento consejos para bajarlo y para que cuides tu salud

El colesterol es una sustancia grasa que está presente en todos los alimentos de origen animal (carnes, quesos, huevos,   lácteos, crema de leche, etc). Y aunque hoy en dí­a esta palabra parece solo tener efectos negativos asociados a mala alimentación, a problemas cardiovasculares, al sobrepeso, obesidad, entre otras cosas, hay que saber que es un elemento fundamental para el organismo, o sea que cumple funciones primordiales. Empecemos viéndole el lado positivo, el colesterol sirve para:

  • Formar hormonas sexuales como: estrógenos, progesterona.
  • Formar hormonas corticoideas que tienen un efecto anti-inflamatorio: cortisol, cortisona.
  • Sintetizar vitaminas: fundamental para la vitamina D
  • Formar sales biliares: importantí­simas para poder digerir las grasas de los alimentos.
  • Dar estabilidad a las membranas de todas las células del organismo.

El colesterol viaja por la sangre unido a proteí­nas y se encuentra de dos maneras comúnmente conocidas como colesterol BUENO y colesterol MALO.

El colesterol MALO (LDL) es el que viaja del hí­gado a los tejidos, distribuyéndose en todas las células y   estacionándose en las paredes de los vasos sanguí­neos, haciendo peligrar que se tapen o se dificulte la circulación habitual.

El colesterol Bueno (HDL) realiza el camino inverso, barre el colesterol de las células y vasos sanguinos y los deposita en el hí­gado para que éste lo elimine.

Por eso, esta sustancia debe mantenerse en niveles apropiados en el organismo, es aconsejable realizarse tan solo un análisis de sangre para ver y evaluar dentro de qué valores se encuentra el colesterol.

Ahora bien ¿cuáles son los riesgos de tener alto el colesterol malo o HDL?

  • Si se acumula en las arterias dificulta el tránsito de oxí­geno a través de la sangre.
  • Esto dificulta el trabajo del corazón y del cerebro.
  • La acumulación de estas grasas en los vasos sanguí­neos forma la placa de ateroma (recubre por dentro de grasa a los vasos sanguí­neos).
  • El riesgo más grave es el de infarto.
  • Y lo peor, como dice la propaganda, NO avisa ni da sí­ntomas.

Después de este panorama te voy a dar las recomendaciones que les doy a mis pacientes para disminuir la hipercolesterolemia   o   en   caso de que estés bien prevengas estos inconvenientes.

Ahí­ van!

  • Fundamental que evites   las grasas saturadas y el colesterol de los alimentos, estos se encuentran en: manteca, cortes de carne grasos, piel de pollo, lácteos enteros, aceites hidrogenados presente en panificados y galletitas dulces, fiambres, embutidos, quesos muy duros y grasos, crustáceos, alimentos fritos, etc.
  • Es Ideal que consumas pescados, pollo sin piel, lácteos descremados y aceites vegetales (soja, girasol, oliva, maí­z) siempre crudos utilizados como condimento.
  • Importante que incorpores frutas, ya que son ricas en pectina, sustancia que baja el colesterol.
  • Usá semillas de lino, chia, amaranto, incorporalas a jugos, licuados, sopas y ensaladas, son ricas en ácidos grasos de los bueno (omega 3, 6, 9) que ayudan a bajar el colesterol.
  • Preferí­ la clara de huevo y limita el consumo de yema.
  • Evita el alcohol, bebidas soda con azúcar, café, té, y panificados como dulces refinados.
  • Hace ejercicio fí­sico aeróbico que involucre grandes grupos musculares como caminar, correr, andar en bici, nadar, minino 3 veces por semana durante 40 a 60 minutos cada vez.
  • Mantenete en buena forma fí­sica, o sea mantené un peso corporal saludable.
  • Evitá el estrés, se que no es fácil pero podes pobar  implementando técnicas de relajación.
  • No fumes
  • Cocina de forma saludable, no añadas grasas a las comidas, evita comer cosas fritas, preferí­ la cocción en el horno.
  • No comas comida chatarra o hacerlo esporádicamente (hamburguesas, paras fritas, etc.)
  • Incluí­ alimentos ricos en fibras, como cereales integrales, frutas con cáscara, vegetales crudos, etc.
  • Controla tu nivel de colesterol y visita al médico de forma regular.

Estas pautas son fundamentales para que evites riesgos asociados al colesterol, cuides y mejores tu calidad de vida.

Intenta incorporar estos consejos y te aseguro que te vas a sentir mejor, mas ágil   y con mas energí­a!

Espero te sea de utilidad y cualquier consulta no dudes en escribirme.

Saludos!

Luciana Tenreyro

Leer Más

Te presento algunos 'Mitos sobre la Alimentación'

1) “Comer limón en ayunas ayuda a quemar la grasa corporal
Falso. Ni el limón ni ningún otro alimento tienen la propiedad de disminuir la grasa corporal. Las personas adelgazan o engordan de acuerdo a la cantidad de calorí­as que ingieren y a las que gasten a lo largo del dí­a, este gasto puede ser aumentado si haces actividad fí­sica con frecuencia.

2) “El pan y las galletitas de salvado no engordan
Falso. Los alimentos integrales aportan prácticamente la misma cantidad de calorí­as que los no integrales, la diferencia está en que los integrales (salvado) aportan fibra, esta es la que ayuda a reducir el colesterol, evita la constipación, aumentar la sensación de saciedad y aumenta el tránsito intestinal entre otras cosas.

3) “Los alimentos light pueden ser consumidos en grandes cantidades ya que no engordan
Falso. Todos los alimentos aportan calorí­as, la diferencia es que los alimentos Light son reducidos en estas pero si comes mucho te pueden engordar. Por eso te recomiendo que consultes a un nutricionista para saber cuanto cantidad poder comer de cada cosa.

4) “Si combino pastas con carne es perjudicial para la salud porque el organismo no puede digerir ambos alimentos a la vez
Falso. El organismo está preparado para digerir todos los tipos de alimentos en una misma comida.

5) “El aceite de oliva no engorda
Falso. El aceite es 100% grasa, solo que este aceite tiene un tipo de grasa de las “buenas” omega 9, que tiene propiedades beneficiosas para la salud como la disminución del colesterol, pero si comes en exceso también te va a engordar.
6) “No hay que comer carne de vaca porque posee mucho colesterol
Falso. No hay que eliminar su consumo sólo hay que fraccionarlo en dos o tres veces por semana, eligiendo  cortes magros cuyo contenido en colesterol es reducido.

7) “Las tostadas tienen menos calorí­as que el pan
Falso. Al tostar el pan sólo se le extrae el agua, pero no modifica su aporte calórico. El pan tostado se digiere más rápido que el pan fresco pero tiene exactamente la misma cantidad de calorí­as.
Espero te sea util y cualquier consulta no dudes en escribirme!

Leer Más