14 de Noviembre Día Mundial de la Diabetes

El 14 de Noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes por eso aquí te cuento qué es esta enfermedad, cuáles son los síntomas, cómo se trata y como se puede prevenir.

La diabetes es una enfermedad crónica no trasmisible que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en sangre (glucemia) y puede dañar las arterias y algunos órganos.

Si no se trata adecuadamente, estos niveles alcanzan valores excesivamente altos, dando lugar a complicaciones de varios tipos:

  • Complicaciones agudas (a corto plazo): hipoglucemias- cetoacidosis diabética- coma diabético.
  • Complicaciones crónicas (a largo plazo): retinopatía diabética (problemas en los ojos)- nefropatía diabética (problemas en los riñones)- neuropatía diabética (problemas en la sensibilidad)- enfermedad vascular periférica (problemas circulatorios) y en sistema cardiovascular.

¿Cuáles son las  causas de la Diabetes?

La glucosa es un azúcar que proviene de los alimentos que comemos, circula por la sangre y es utilizada por el organismo para obtener la energía necesaria para desarrollar cualquier tipo de trabajo. La causa de la diabetes es una alteración en la producción o el funcionamiento de la insulina por el páncreas.

La insulina es una hormona que fabrica el páncreas, cuya función  es facilitar la entrada de los azúcares desde la sangre a las células.

Existen dos tipos de Diabetes

  1. Diabetes tipo 1: es una enfermedad autoinmune donde no hay presencia de insulina por eso su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina.

La diabetes tipo 1 comienza generalmente antes de los 30 años..

  1. Diabetes tipo 2: es la más común y si bien solía presentarse después de los 40 años, el comienzo de la enfermedad se observa en forma cada vez más frecuente en adolescentes y jóvenes. Este tipo de diabetes suele ser consecuencia del sobrepeso, obesidad, la mala alimentación y la falta de actividad física. El azúcar no pasa de la sangre a los órganos y el funcionamiento es deficiente. Al tiempo, el azúcar se acumula en la sangre en cantidades superiores a las normales, apareciendo hiperglucemia. Cuando la glucosa en sangre es muy alta, el organismo no puede retenerla, por lo que la elimina por la orina: glucosuria.

 

La causa más frecuente de la Diabetes Mellitus es la producción insuficiente de Insulina por el páncreas. Los sujetos con obesidad abdominal y sedentarios en donde se establece insulinoresistencia son los que más están en riesgo de contraerla.

¿Cómo se detecta?

Con un simple análisis de sangre, el estudio de diabetes se realiza mediante la medición de la glucosa en sangre  en ayunas (glucemia basal).

Los síntomas o signos son:

  • poliuria (orinar mucho).
  • polifagia (aumento del apetito).
  • polidipsia (beber mucho por sed).
  • pérdida de peso.
  • retinopatía.
  • infecciones urinarias de repetición.
  • infecciones cutáneas de repetición.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Tener más de 45 años.
  • Padres o hermanos con diabetes.
  • Obesidad o sobrepeso.
  • Hipertensión arterial.
  • Enfermedad cardiovascular.
  • Colesterol elevado.
  • Diabetes durante el embarazo.
  • Mujeres con hijos nacidos con peso mayor a 4,5Kg.

¿Cuál es el tratamiento?

  • Plan de alimentación saludable: rico en frutas verduras y fibra y bajo en alimentos grasos, con elección de hidratos de carbono (azúcares de absorción lenta).
  • Ejercicio físico.
  • Automonitoreo glucémico en domicilio, medirse la glucemia.
  • Tratamiento farmacológico: medicación vía oral o inyectable: insulina.
  • Educación diabetológica.

¿Cómo se puede prevenir?

Para la diabetes tipo 1 no existe ningún método eficaz por el momento.

En cambio, está comprobado que la de tipo 2, que es la que aparece con más frecuencia, al estar relacionada con la obesidad se puede tratar de evitar en gran medida adoptando unos hábitos de vida saludables:

  • Aumentá el consumo de frutas y hortalizas.
  • Evitá los alimentos con alto contenido en sodio (fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín, quesos, etc.).
  • Cociná sin agregar sal. Reemplazarla por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos.
  • Realizá 6 comidas diarias: 4 principales y 2 colaciones.
  • Consumí carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana.
  • Cuidá el cuerpo y evitar el sobrepeso.
  • Sumá al menos 30 MINUTOS diarios de actividad física de manera continua o acumulada: usar escaleras en lugar del ascensor, caminá, bailá, etc.
  • Mantené un peso adecuado.
  • Muy importante, no fumar. Incluso pocos cigarrillos por día son muy dañinos para las arterias, en especial para las personas con diabetes.

Espero te sea útil y cualquier consulta no dudes en escribirme.

Lic Luciana Tenreyro

MN6360

Leer Más

Claves para combinar un trabajo sedentario con una vida saludable

laboral

Unas de las excusas más frecuentes atribuidas al abandono de una alimentación saludable y la actividad física es la incompatibilidad con el trabajo.  Cuantas veces escuchamos o nosotros mismos decimos…“No tengo tiempo para hacer gimnasia”, “no puedo cuidar lo que como en la oficina”

Pero desde hoy tendrás que inventar otra excusa  porque en esta nota te vamos a dejar algunos trucos para que puedas combinar estas dos actividades, y logres un estilo de vida saludable.

Aquí  van:

  • No esperes al verano, si comenzas ahora a alimentarte sano y aumentar el movimiento vas a estar espléndido/a todas las temporadas año.
  • La mayoría de las personas no disponen de una hora diaria para hacer ejercicio, pero sí podés hacerlo a diferentes momentos del día. Es necesario invertir la tendencia del sedentarismo de a poco, pero de manera determinante y constante.
  • Si tenés una pausa en la hora del almuerzo, podés usar 15 o 20 minutos  y hacer una caminata. Podés invitar a una compañero del trabajo, para hacerlo juntos. Te resultará más divertido.
  • En tu casa y en la oficina, usa las escaleras en lugar del ascensor, aunquesea solo un par de pisos.
  • Estaciona tu coche lo más lejos que pueda de las entradas. Alarga tu caminata cuando vayas a trabajar, al super o al cine.
  • Si tienes un gimnasio cerca del trabajo inscribite a una clase. Encontrará motivación y una manera de relacionarse socialmente, probá  clases de yoga, natación, o spinning.
  • Hacé una caminatas. Ya sea antes del trabajo, a la hora del almuerzo o antes de llegar a casa, incorpora caminatas cortas de 15 minutos a su rutina diaria de ejercicios. Será una manera de relajarte y escaparte de la tensión de tus actividades diarias.
  • Si tenés una mascota en casa tendrás una buena motivación para salir y caminar al aire libre con tu perro. Ellos aprecian el ejercicio y lo necesitan; además, son una maravillosa compañía.
  • Si tenés la posibilidad cultivá el jardín. Quitar las hierbas, podar y mantener saludables las plantas es una magnífica forma de estar activo.
  • Mantené en orden tu casa. Barrer, y aspirar son buenos remedios para mover los músculos. De esta manera tu casa lucirá radiante, igual que vos.
  • Usa la bicicleta, aprovecha las ciclovias y las bicicletas de uso gratuito para ganar tiempo y además ejercitarte.

 

Espero estos consejos te sean de utilidad y puedas ponerlos en práctica.

Saludos!

Lic. Luciana Tenreyro MN 6360

Leer Más

Consejos para volver a recuperar la forma después de los excesos.

Después de fin de año el objetivo no sólo debe ser bajar los kilos extra que ganaste sino eliminar las toxinas y el malestar que tu cuerpo arrastra.

El dí­a después de la última celebración tu estómago debe empezar a descansar, ya trabajo mucho haciendo la digestión de comidas abundantes y cargadas de calorí­as.   Come   poco, ligero y bebe muchos lí­quidos.

Te paso unos consejos:

  • Aprovecha este momento, es perfecto para que empieces a vivenciar hábitos alimentarios saludables.
  • Realiza  actividad aeróbica: caminar, trotar, bailar, andar en bici, etc. actuarán quemando no sólo el exceso de azúcares, sino que también la grasa acumulada.
  • Siempre es más factible  bajar de peso al poco tiempo que aumentaste, esto pasa porque todaví­a las grasas no están “tan fijadas” y se eliminan más rápido.
  • No sigas cualquier dieta: De ahora en adelante evita las “dietas milagro” y alejate de las que te prometen perder diez kilos en un mes o tres kilos en dos dí­as. Seguramente vas a perder, pero tus hábitos seguirán siendo iguales, y los volverás a recuperar. La perdida de peso debe ser gradual y en ningún momento deben faltar nutrientes.
  • Un buen plan alimentario debe permitirte comer de forma sana y equilibrada, con todos los nutrientes necesarios y sin pasar hambre ni sufrimientos.
  • Lo ideal es que consultes a un profesional: Si tenés exceso de peso, debes hacer una dieta personalizada, elaborada por un nutricionista, con pautas alimentarias qué se adecuen a tu situación en particular y a tus hábitos de vida.
  • Un verdadero plan de alimentación es el que permite perder peso de forma suave pero continuada durante seis a diez semanas sin que se tenga que renuncias bruscamente a ningún alimento o hábito alimentario.
  • Come cinco veces al dí­a: Evita las dietas disociadas, no son saludables. Tu dieta debe contener un buen desayuno, una comida correcta y una cena ligera.
  • Muchos piensan que no hay que comer nada en todo el dí­a pero  repartir los alimentos en cinco comidas diarias es mejor que saltear alimentos. Esto evita que pases hambre y te comas todo en tu próxima comida.
  • Cuando no se come, el metabolismo basal se inhibe y queman pocas calorí­as, con lo que se consigue el efecto contrario: en vez de adelgazar, puede que te estanques o incluso engordes.
  • La dieta idónea  debe contener alimentos naturales y poco sofisticados, cocinados sin grasas animales.
  • Ideal consumir  legumbres, arroz y pasta integrales, vegetales y hortalizas crudas, aceite de oliva, mucho pescado, poca carne roja, y abundante fruta.

Espero te sea útil y cualquier consulta no dudes en escribirme.

Saludos!

Luciana Tenreyro

Leer Más

Como tener una alimentación saludable en la oficina

Hoy en dí­a la mayorí­a de las personas enfrentan largas jornadas laborales y tienen que dedicarle tiempo a 2 o 3 de las principales comidas dentro de la oficina.

Le realidad es que alimentarse saludablemente, tener una vida activa y una visión positiva sobre las cosas, es un pilar básico para mantener sano al organismo. Algunos de los beneficios que tiene son:

  • Reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  • Aumentar la energí­a y la autoestima.
  • Reducir la ansiedad y el estrés.
  • Disfrutar mejor del tiempo libre con la familia y los amigos.

Además de estos beneficios, comer en forma saludable incide positivamente en el trabajo que realizas, porque si estas bien alimentado vas a  tener mas energí­a y por ende a trabajar de manera mas eficiente que si no comes bien.

Claro que en el dí­a a dí­a la mayorí­a de las personas que pasan de 8 a 9 hs en su trabajo comen en forma salteada, apurada, fuera de horario y manifiestan no tener tiempo para hacer algún tipo de ejercicio fí­sico. La comida grasosa, muy condimentada, el café, las gaseosas, tarde o temprano causan gastritis, acidez, estreñimiento y colesterol alto, entre otras enfermedades.

Por todo esto acá te paso algunos consejos que te van a servir para que te alimentes en forma saludable en el trabajo, para que te sientas mejor fí­sicamente, para que cuides tu salud y te sientas mejor en las tareas que tenés que realizar.

Acá van:

  • Ideal es que te prepares una vianda para llevar al trabajo, todo lo que puedas hacerte vos mismo va a ser mucho más sano que la comida que compres afuera.
  • Si por alguna razón no podes cocinarte y tenés que comer si o si afuera, trata de elegir lugares de comida sana, variada, donde los platos sean a base de verduras, y las cocciones no sean por fritura. Elegí­ para acompañar agua o gaseosas Light, y de entrada pedí­ una ensalada en lugar del pan con manteca, no sumes calorí­as vací­as.
  • La clave es alejarte de los fastfoods (lugastes de comidas rapidas), sabes de cuales te hablo no? Siempre mira el menú antes de entrar.
  • Incorpora una dieta balanceada, esta te proporciona todos los nutrientes a lo largo del dí­a, no en una sola comida. Los excesos en el almuerzo o la cena no son buenos para el organismo.
  • Tené bien en claro que cada persona necesita requerimientos individuales que se adecuen a sus caracterí­sticas personales y a su estilo de vida por eso te propongo que consultes con un Nutricionista para armar un buen plan de alimentación.
  • Elegí­   alimentos de fácil digestión. Evita las comidas pesadas y grasosas que provoquen cansancio y pesadez estomacal. Esto te va a mantener ágil y alerta, por eso trata de consumí­r más verduras, más frutas y más lácteos.
  • Cuando comés solo comé!! Trata de no ingerir los alimentos de forma  muy rápida, ni enfrente de la computadora, ni de pie, o  mientras haces otras cosas. Mastica muchas veces y trata de estar relajado.
  • Evita ir a las maquinas expendedoras de aperitivos poco sanos.
  • Trata de tomar agua en forma seguida y evita tomar mucho café!
  • Si no tenés tiempo de hacer actividad fí­sica trata de no permanecer mucho tiempo sentado en tu escritorio, levántate para comentarle del mail que le mandaste a tu compañero, usa mas las escaleras el lugar del ascensor. Bajate una parada antes del colectivo así­ por lo menos caminas un poco mas.
  • Aprovecha la hora de la comida para desconectarte e intenta no hablar de temas laborales ni de temas conflictivos. Si tenés un poco de tiempo come al aire libre, para volver más renovado a tu puesto de trabajo.

Espero te sean de utilidad y cualquier consulta no dudes en escribirme!!

Saludos!

Luciana Tenreyro

Leer Más

Claves para que estés en forma y rindas al máximo en tu entrenamiento!!

Empieza el calor, se aproxima la primavera, los dí­as son más lindos,   por eso llega el momento ideal para que aproveches a tonificar tu cuerpo, bajes los kilos que están demás y te pongas en forma.

Super importante que hagas actividad fí­sica, pero si ya la estas haciendo, es mas importante aún que aproveches cada sesión de entrenamiento al máximo. Poné fuerza e intensidad a los ejercicios o rutinas,   vas a ver que cuanto más te movés, más grupos musculares trabajas y más calorí­as gastas.

Ideal que acompañes tu entrenamiento   con una alimentación saludable que te ayude a poner en forma, acá te paso algunos tips para que tengas en cuenta:

  • No creas en soluciones mágicas, las dietas que aparecen en las revistas prometen cosas que no cumplen. Es importante que sepas que cada persona dependiendo de su edad, peso, sexo, trabajo, estilo de vida, necesita   recomendaciones y planes nutricionales individuales, o sea personalizados.
  • Come sano y varias veces durante el dí­a. Seguro estas cansado de escuchar que hay que hacer 4 comidas y dos colaciones pero esto lo que hace es mantener tu metabolismo constantemente activo o sea hace que siempre este gastando calorí­as. Importante que NO picotees nada entre comidas!
  • Incorpora en tu alimentación carnes magras (pollo sin piel, pescado, cuadril, lomo, nalga, etc) verduras   crudas en ensaladas, muchas frutas, grasas de las buena (frutas secas,   aceite de oliva y los aceites puros cuando se usan como condimento por ejemplo en ensaladas) y cereales integrales, de salvado (en porciones pequeñas)
  • Evita las grasas “malas” estas se encuentran en las carnes rojas grasosas, fiambres, embutidos, quesos duros, productos de panaderí­a, comida chatarra, snacks, etc.
  • Incorpora a tu alimentación mucha FRUTA: te brinda todas las vitaminas y minerales, te ayuda a mantenerte hidratado por su alto contenido en agua, te aporta fibra y además te da la energí­a necesaria (fructosa)   para que rindas mejor en el gimnasio. Ideal en esta época manzana, naranja, durazno, mandarina, ciruela, etc.
  • Mantente bien hidratado, toma de 2 a 3 litros de agua por dí­a.
  • Hay que tener en cuenta que cuando haces actividad fí­sica que te demanda mucha energí­a, spinning, correr, clases de fitnnes de combate,   transpiras mucho y perdés electrolitos y minerales (Sodio, potasio) por el sudor. Las bebidas deportivas son excelentes para reponer estas perdidas, pero no es necesario que gastes mucho dinero en marcas comerciales, son muy fáciles de hacer. Acá te paso algunas recetas buenas y económicas:

Atención: ¡ ¡ ¡Contraindicado para personas Hipertensas!!!!

Bebida N 1:

  • 1 litro de agua
  • 3 cucharadas soperas al ras de azúcar
  • Jugo de 1 limón, naranja o pomelo colado
  • ½ gramo de sal (medio blister de aspirina vació)

Bebida N 2:

  • 1 litro de agua
  • 1 sobre de jugo clight
  • 2 cucharadas soperas al ras de azúcar
  • 1/2 gramo (medio blister de aspirina vació)

Bebidas N 3:

  • ½ litro de agua
  • ½ litro de Seven UP
  • 1/2 gramo de sal (medio blister de aspirina vació)

Bebida  N 4:

  • 1 litro de agua
  • 3 cda sopera de azúcar al ras
  • 1/2 cucharadita (tamaño para té) de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita (tam. para té) de sal
  • Jugo de 1 limón, naranja o pomelo (pasado por colador).
    Mezclar todo, y listo.

Tomá durante el entrenamiento y   seguí­ tomado de 15 a 20 minutos después de que termine, la temperatura ideal es frí­a de la heladera, no helada. La cantidad depende de cada persona pero en promedio va de 500cc a 1000cc.

Espero te sea útil y cualquier consulta no dudes en escribirme.

Saludos!

Luciana Tenreyro.

Leer Más

Liquidos y agua mineral: ideales para recuperar la forma después de los excesos de comida

Te voy a contar un secreto: podes tener tu cuerpo libre de toxinas invirtiendo $0, ¿como? Tomando Agua!

El agua es la forma más sana, sencilla y económica para mantener al organismo hidratado y limpio de toxinas después de comer en exceso como lo hacemos en fiestas, cumpleaños, cenas, etc.

Se sabe que estar hidratados nos ayuda a mantener una buena  salud, pero ¿cuanto lí­quido necesitamos beber?

Según o la Organización Mundial de la Salud (OMS),   se recomienda tomar de 2 a 3 litros de agua por dí­a, claro que esto depende de la edad, el peso y el sexo de cada uno de nosotros.

¿Por qué esta cantidad?   Porque esto es lo que normalmente perdemos durante el dí­a y lo que necesitamos reponer.

Después de comer de más el liquido que se aconseja beber es el agua, pero también se pueden ingerir otras bebidas como jugos naturales de fruta, caldos Light, gaseosas Light, infusiones con edulcorante, gelatinas Light, etc.

Estar correctamente hidratación  nos ayuda a:

  • regular la temperatura corporal
  • favorecer el transporte de nutrientes
  • mejorar a la digestión y a la eliminación de toxinas
  • tener en   buen estado   las articulaciones,   la mucosa, la piel entre otras ventajas para el organismo.

En sí­ntesis muchos beneficios al alcance de tu mano.

Leer Más